top of page

¿Y si el poder de nuestra posición no alcanza?



Photo by Pixabay

Existe un poder que nos otorgamos a nosotros mismos al desarrollar nuevas habilidades y nutrir relaciones interpersonales. Este es el poder que llevamos con nosotros a diferentes contextos. Sin este poder, simplemente ocupar una posición de mayor rango no será suficiente.


Después de leer el libro “Power: A User’s Guide” de Julie Diamond, me llevo algunos puntos para considerar cuando ascendemos a un rango más alto. Me habría servido leerlo cuando recién empezaba a estar en posiciones de mayor poder.


Sentirse poderoso


Si nos sentimos poderosos únicamente por la posición que ocupamos, es posible que nuestra percepción del entorno y nuestro juicio sobre nuestras capacidades se distorsionen. El ascenso a la cima conlleva una carga emocional de confianza, desinhibición y control. Podemos exagerar lo que creemos que podemos hacer por nuestra cuenta, sin involucrar ni considerar a los demás.


Sentirse impotente

Si nos sentimos carentes de poder a pesar de la posición que ocupamos, también seremos ineficaces, ya que evitaremos tomar decisiones o tendremos miedo de involucrar las opiniones de los demás por temor a que descubran que no poseemos las competencias adecuadas.


Es decir, en ambos casos, ya sea sintiéndonos poderosos o impotentes, corremos el riesgo de actuar de manera independiente (por miedo o por exceso de confianza) y evitar reconocer y desarrollar las habilidades y cooperaciones que necesitamos.


En cambio, si somos conscientes de que el poder posicional es insuficiente y de que necesitamos desarrollar un poder personal, tendremos la oportunidad de ejercer el poder de manera responsable y efectiva.


¿Qué podemos hacer?


Si nos sentimos poderosos en nuestras posiciones, una opción puede ser buscar otros ámbitos donde seamos principiantes, donde tengamos un rango bajo. Esto nos permitirá tomar riesgos interpersonales y aprender de ellos, brindándonos la oportunidad de crecer en vulnerabilidad, empatía, cooperación y coraje para enfrentar conflictos.


Si nos sentimos carentes de poder, debemos reconocer qué atributos de autoridad posee nuestra función por sí misma. ¿Qué decisiones se esperan de nosotros debido al rol que desempeñamos? ¿Cómo podemos aprovechar las competencias que ya poseemos en este nuevo contexto?


Foto por Pixabay


Suscríbete al newsletter mensual de www.sabinapeskincoach.com sobre Liderazgo, Carrera y Coaching.




Comments


bottom of page